Napolitano

Estilo Napolitano

El rey Carlos III, como Virrey de Nápoles, tenía por costumbre adornar su palacio con belenes napolitanos, y extiende esta costumbre por todas las casas nobiliarias. Los belenes siguen la técnica utilizada en el barroco.

Las figuras están realizadas con maniquíes de alambre forrados de estopa, que modelan las posturas, siempre diferentes. Cabezas y extremidades de pasta cerámica,  pintadas a mano con la técnica de la escultura policromada barroca, de gran realismo. Vestidas con telas antiguas encoladas: damascos, brocados, sedas, encajes… Adornadas con profusión de detalles: joyas, sandalias de cuero, hebillas, hilos metálicos y flores de tela y cera.

Tamaño: 40 cm.

 

“… Encontraréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre. “

                                                                                                   Lc 2, 12